¿Dietas o disciplina?

Pues qué podemos decirles respecto a esto, las dietas, controladas por un profesional y echas especialmente para cada persona con necesidades diferentes, son una buena herramienta si se padece de una enfermedad específica o el sobrepeso es muy exagerado. Por otro lado, si lo que se busca es reducir algunos kilillos de más o más bien mantener una buena figura, pues no es una dieta lo que se necesita, sino más bien aprender a vivir, a comer, a elegir; les hablamos de una vida disciplinada.

Por desgracia muchas personas conectan de inmediato la disciplina con el aburrimiento o el no disfrutar la vida, respecto a comidas y bebidas, pues tenemos que diferir de esta común y errónea forma de pensar.  Se trata de amor propio, de estética y todavía más importante que eso, de SALUD.

Si bien es cierto, que quienes se preocupan por los temas anteriormente mencionados son más cuidadosos a la hora de elegir los alimentos, pues no tiene por qué ser aburrido. La comida saludable es también muy rica y variada, hoy en día contamos con muchísimas opciones que nos facilitan seguir este camino, todo lo que necesitamos es un poco de interés y motivación.

Al igual que la diversión en el deporte, también debería uno divertirse gozando de una alimentación saludable. Vivir como un monje no es la meta, comer y sentirse a gusto es el secreto.

Probar miles de dietas al final sólo termina en dietas de bolsillo y un metabolismo completamente confundido ya que el pobre organismo no sabrá más qué esperar. Como todos sabemos, durante años lo hemos leído o experimentado, las dietas para perder peso, sin importar si es una o mil,  a menudo mueren en alguna celebración familiar en la que perdemos el control y después nos traen el desagradable yo-yo efecto. De aquí el peligro de hacer dietas sin disciplina, de lo contrario, si normalmente uno come saludable, claro que DE VEZ EN CUANDO se gana un par de mojitos en una fiesta o un trozo de pastel y un capuccino con un buen amigo.

No debemos olvidar que cuando se hacen dietas, los primeros 3 ó 4 kilos que se pierden, en poquísimo tiempo, son en su mayoría, agua y músculos, los mismos músculos que se necesitan para quemar grasa ¿contradictorio, no?  En la pérdida de peso es realista perder de 3 a 4 kilos por mes, cuando por motivos de salud este es el objetivo, esto sería saludable y bastante factible, pero con disciplina y sin dietas que maten de hambre y nos vuelvan locos de la desesperación.

¿Quién quiere vivir haciendo dieta los próximos 30 años?  Esperamos que NADIE. Porque hacer una dieta es siempre agotador y frustrante, hay que renunciar a prácticamente todo lo que nos gusta y es ahí cuando la comida se vuelve aburrida y una tortura.

Al igual que los horarios para ir a la cama, salir de ella y hacer deporte son parte esencial de la vida cotidiana, nuestra alimentación ha de ser también balanceada, no sólo en calidad, sino en cantidad. Así como el mal dormir nos resulta en un día fatal y sin energías, pues el mal comer o beber va a terminar en lo mismo, en malestares estomacales y a veces en enfermedades que en algún momento pudieron ser EVITABLES, pero que debido a la falta de atención en lo que consumimos termina afectando nuestro organismo.

Claro que es posible darnos nuestros gustos de vez en cuando ( yo personalmente tengo un día a la semana en que me doy mis gustos), pero no es posible, de  ninguna manera, darnos gustos todos los días. Al final sólo vamos a aumentar de peso o a enfermarnos. Lo ideal sería, y es lo que nosotros recomendamos, aprender a vivir, aprendiendo a comer, educándonos para ello. Como siempre lo decimos, el exceso es lo que hace el veneno.

Para ayudarte a dar el primer paso en esta vida con disciplina, te invitamos a hacer un ejercicio, así podrás personalmente valorar  qué tan bien o qué tan mal está lo que estás haciendo con tu cuerpo. Es muy simple, con horas y cantidades vas a escribir por una semana completa, digamos de lunes a lunes o de martes a martes, absolutamente todo lo que le das a tu cuerpo, hasta el agua y los dulces. Luego envianos esa lista y vamos juntos a ayudarte con ideas para alcanzar la disciplina (Entre las personas que participen con sus listas vamos a rifar una sorpresa, por lo que les pedimos la dirección de su casa en la lista que nos envíen al correo nadia.vargas2312@gmail.com). Es muy fácil darse cuenta de lo que estás haciendo mal cuando al final de la semana ves esta lista, lo más importante es tener en cuenta que tu estómago no es un basurero y que por lo tanto, es necesario empezar a tratarlo de otra manera, con respeto y con cabeza porque al final será nuestra salud física y mental la que estará en juego porque a todos nos gusta sentirnos y vernos bien, un cuerpo saludable y estar contento con cómo nos vemos nos ayudarán en sobremanera a sentirnos mejor.

Ni las marcas de ropa ni el maquillaje que se compre tienen tanta importancia como nuestra salud y figura. Nada se le compara a estar contentos con nosotros mismos, al final nuestro cuerpo es lo único que tenemos y por eso ¿Cómo no vamos a cuidarlo en la esperanza de una mejor calidad de vida?