La proteína como suplemento alimenticio

  1. ¿Esto me va a hacer subir de peso?
  2. ¿Es saludable consumir estos productos?
  3. ¿Qué tipo de proteína como suplemento alimenticio hay?
  4. ¿Para qué la necesito?
  5. ¿Puede consumirla cualquier persona?

Los suplementos alimenticios son una buena opción para una meta específica y debería formar parte de nuestra dieta diaria (adicionalmente).

  1. ¡NO! En principio siempre se puede comer de todo, lo que cuenta es el número de calorías en el consumo diario.
  2. Ciertamente para muchos podrían resultar menos saludables muchos paquetes de comidas rápidas o ya preparadas que compramos como parte de nuestra comida (platos ya preparados para calentar solamente).La proteína que compramos está concentrada en una sola cosa, naturalmente proteína, además de azúcar o algunos otros endulzantes, pero no necesariamente, (nosotros personalmente consumimos los que no tienen ningún tipo de azúcar). Pero consideramos que es importante su consumo, como suplemento de nuestra alimentación, porque es prácticamente imposible llegar al porcentaje diario que necesitamos de forma natural, para lograrlo deberíamos entonces pasar el día completo comiendo pescados y huevos, lo que no sería muy agradable al final ni para el estómago, ni para la billetera. Por otro lado, para personas menos activas no es necesario tomar esto extra, siempre y cuando tengan una alimentación saludable y variada será suficiente porque el cuerpo no necesita construir o mantener musculatura.
  3. La  hay de diferentes tipos, por ejemplo: De soja libre de colesterol, pero siempre bajo crítica debido a la forma de su producción y de similitud con las hormonas (nosotros personalmente NO consumimos este tipo de soja porque no confiamos en ella). De arroz, ideal para personas alérgicas a la leche, huevos y soja. De polvo de clara de huevo, especial para gente con intolerancia a la lactosa. De suero de leche/Whey la ventaja consiste en que es una proteína de rápida absorción para el cuerpo, no llena tanto como las anteriores. Aquí podemos encontrar también una versión para personas con intolerancia a la lactosa. De caseína/proteína de leche, esta llena más rápido porque tiene una consistencia más espesa y es muy buena para tomar entre comidas o incluso para reemplazar una de nuestras comidas cuando no tenemos tiempo, así el cuerpo tendrá para unas 7 u ocho horas, por eso es buen cuando se toma antes de ir a la cama, debido a que irá absorbiéndose lentamente en el cuerpo durante las horas de sueño, en la etapa de descanso en la que los músculos crecen (los músculos no crecen mientras estamos en el gimnasio o haciendo deporte, sino mientras dormimos, es en ese tiempo en el que crecen y se regeneran.)
  4. Necesitamos la proteína como suplemento alimenticio las personas que tienen la meta de construir y mantener su musculatura y la gente que hace una dieta, ninguna persona va a desarrollar musculatura simplemente por consumir proteína, esto es sólo el resultado de la combinación con deporte, alimentación y descanso.
  5. ¡SÍ! todas las personas pueden consumir la proteína como suplemento alimenticio, incluso reemplazar una de las comidas del día por un batido de proteína, pero NUNCA basar su dieta en sólo esto, porque el cuerpo necesita de todo, principalmente de una alimentación fresca y saludable, hablamos aquí de una alimentación sana y balanceada.

Batidos de proteína

 

Foto 1. Chocolate con frutos del bosque

Foto 2. Natural con sandía

Foto 3. Chocolate con menta/ Natural con nectarinas

Hoy nuestra receta es súper fácil y práctica, para momentos de poco tiempo o para después del entrenamiento son ideales estos batidos. Aquí les mostramos algunas ideas, pero pueden hacerlos de lo que ustedes deseen.

En el mercado los pueden encontrar de muchos sabores, personalmente nosotros preferimos los sin sabor o naturales, libres de azúcares, colores y sabores artificiales y como pueden ver el de chocolate, ese nunca nos puede faltar.

Recomendamos el natural porque debido a su base neutral pueden darle el sabor que deseen y así no se aburrirán de tomar todos los días lo mismo. ¡Salud!

El desayuno

br.desayunoSiempre escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día y les tenemos una noticia, es cierto; sin embargo, a menudo nos pasa que por falta de tiempo o por pereza por las mañanas nos lo brincamos.

No importa si estamos bien de salud y contentos con nuestra figura o intentando perder peso, tenemos que darle a nuestro cuerpo un desayuno antes de empezar con nuestras actividades diarias, trabajo, estudios, deporte, es simplemente esencial porque tarde o temprano nos pasará la factura.

En las semanas anteriores hemos venido hablando poco a poco de lo que necesita el cuerpo y claro, tenemos que agregar que el cuerpo necesita de todo, incluso azúcar,  a lo que muchísimas personas le temen.

El problema como siempre les decimos, son los excesos, si se empieza el día con café negro o con leche, no es necesario ponerle azúcar, pero en el desayuno siempre se necesita azúcar, no es buena idea empezar el día sin este, normalmente viene de las frutas con las que acompañamos nuestro cereal, panqueques, yogur, de nuestro jugo de naranja o mandarina recién exprimido y no refrescos del super, eso ya lo discutiremos otro día; pero también de miel de abeja o incluso de una buena taza de cacao.

Aquí no vamos a hablarles de una receta ideal, ni de costumbres escritas con tinta de oro, pues  no a todas las personas nos funcionan los mismos hábitos, pero les motivamos a ponerle atención a su cuerpo y  darle lo que necesita, empiecen ahora mismo poniéndole más atención al desayuno.

Algo que siempre es perfecto para el desayuno es empezar con proteína, por ejemplo mezclando queso bajo en grasa tipo requesón con frutas o aceite de lino.

Opciones hay muchas, sólo que a veces a falta de tiempo nos faltan también las ideas. En las próximas publicaciones iremos aclarando más detalladamente este inacabable tema.

 

 

 

 

 

 

Panqueques de avena

panquequesPanqueques de avena – Desayuno

Antes de comenzar con esta receta, saludable y deliciosa, queremos agradecer a una fiel seguidora, Mariela Jiménez, quien nos la compartió hasta con foto, ya la probamos y nos ha gustado muchísimo, una cosa muy positiva de la receta es la facilidad de prepararla.

Tiempo de preparación 10 minutos

Ingredientes para 5 unidades

1 taza de avena

1 taza de agua

1 huevo

sal y una pizca de azúcar ( preferiblemente que queden naturales, ni dulces ni saladas).

La preparación es la de siempre, revolvemos los ingredientes y en un sartén caliente las cocinamos por ambos lados a fuego medio, normalmente se les da la vuelta cuando empiecen a hacer burbujitas del lado que queda para arriba, ponerles grasa va a depender del sartén que tengan, hagan la prueba, muchos no la necesitan, en el caso de necesitarla, pues pongan un poquito en una toalla de cocina y entre panqueque y panqueque pasen la toalla por el sartén, de esta manera no se van a quedar pegadas ni grasosas.

Se acompañan preferiblemente con miel y frutas frescas, de no tener, pues por la mañana con mermelada (sin excedernos) también se vale.

 

 

Mensaje

 

Les queremos aclarar que los ejercicios que estamos presentando por ahora, no son más que eso, ejercicios aislados, nuestra idea es ir aclarándolos poco a poco para así sobre mejores bases empezar ya pronto con algunas rutinas de ejercicios sin mayores complicaciones, como habrán visto ya en las veces anteriores, tanto las lagartijas como las flexiones, consisten en lo mismo y sólo se diferencian en los grados de dificultad.

Pueden ir tomando ideas para complementar lo que ustedes ya hagan o para corregir malas costumbres que muchas veces sin darnos cuenta durante el deporte cometemos.

Los motivamos a dejarnos un mensaje con peticiones o dudas que tengan, estamos abiertos para ayudar en lo que necesiten.

 

Sentadillas

IMG_20170806_101129Con este ejercicio reforzamos principalmente la musculatura en piernas y trasero, además de forma indirecta los músculos al rededor del vientre y la espalda baja.

La posición principal o de inicio ha de ser con la espalda completamente recta y el trasero tenso, el pecho hacia afuera, los hombros hacia atrás y hacia abajo (como si tuvieras las manos en los bolsillos de los pantalones), el vientre firme y tenso.

En el segundo paso vamos hacia abajo como si quisiéramos sentarnos en una silla en un ángulo de 90°, debemos de cuidar que las rodillas no se inclinen hacia adentro (este es un error más común en las mujeres).

 

 

Empezamos el ejercicio completamente rectos ( nunca, nunca, sin importar el ejercicio, debemos estirar por completo las rodillas), pero con las rodillas ligeramente flexionadas. La posición de inicio ha de ser la misma que con el ejercicio anterior, pero con los brazos en esta nueva posición, cruzados sobre el pecho.

En el paso siguiente llevamos el tronco hacia adelante y hacia abajo hasta que el cuerpo nos diga !Alto! la espalda siempre debemos tenerla recta.

El tercer paso es regresar a la posición de inicio sin sacar el trasero, por el contrario, debemos tensarlo y permanecer con el cuerpo firme, cuidado con las rodillas.03